De esta manera es como puedes deshacerte de los juanetes sin muchas complicaciones.

COMPARTIR EN:

A nadie le gusta tener juanetes, estos son un agrandamiento de la articulación que queda en la base del dedo gordo en el pie (llamada la articulación metatarsofalángica), que pasa cuando se desplaza el hueso o el tejido que está en la articulación de ese dedo.

Los juanetes sin duda alguna son muy dolorosos y un tanto antitéticos, es por eso que muchas personas buscan diferentes formas para tratarlos. Cuando sucede esto, es un problema porque tiende a forzar al dedo gordo a que se mueva al lugar donde están los demás, causando un bulto de hueso, esto puede llegar a ser realmente doloroso y molesto ya que se encuentra en el pie.

Debido a que esta parte del cuerpo soporta todo nuestro peso, mientras caminamos, corremos o hacemos cualquier tipo de activad diaria, puede llegar a ser un verdadero suplicio si tenemos juanetes, por eso es importante atacarlos cuanto antes.

Existen muchas causas de esta enfermedad, a menudo es una combinación de varios factores como: la utilización de unos zapatos inapropiados, algunas deformidades que son congénitas en los huesos de los pies y caminar o estar durante mucho tiempo parado. Pero también puede afectar tener los pies planos o tener heridas.

Síntomas de los juanetes

Es muy probable que si sufres de artrosis, de alguna enfermedad neuromuscular o deformidad congénita, si eres bailarina o tienes un trabajo que te pida un esfuerzo excesivo de pies, tiendas a desarrollar algunos síntomas que te indicarán que estás padeciendo por los juanetes.

Las señales más comunes de esta enfermedad pueden llegar a ser: doler o molestias constantes en los pies, si se inflaman o enrojecen sin razón, alguna sensación de ardor recurrente y, a veces, puedes tener entumecimiento en los dedos.

No debes asustarte si tienes algunos de estos síntomas, ya que existen variados tratamientos que te harán sentir mejor. Puedes empezar cambiando tu tipo de calzado, colocándole unas almohadillas y dejando de hacer actividades muy exigentes para tus pies. Pero también puedes aplicarle hielo en varias oportunidades, intentar con aceite de lavanda o algún baño de sal para relajarte.

Si nada de esto funciona y los juanetes persisten, todavía sientes el dolor y ya no puedes seguir con tus actividades diarias normalmente, deberás considerar ir con tu médico para ver si la cirugía es la mejor opción.

Te recomendamos ver el siguiente video, no olvides compartir con tus amigos en las redes sociales.