Elimina las piedras en los riñones rápidamente con esta receta natural.

COMPARTIR EN:

Este tratamiento natural en base de mijo resulta especialmente efectivo para combatir la inflamación y reducir el tamaño de la arenilla y facilitar su expulsión.

¿Qué es el mijo?

Este cereal que se consume habitualmente en Oriente es el único cereal alcalinizante, además de ser un gran remineralizante.

No contiene gluten, por lo que es fácil de digerir y apto para celíacos e intolerantes a esta proteína

Es rico en fibra, por lo que ayuda a regular casos de estreñimiento, colesterol, glucosa, y triglicéridos.

Es una buena fuente de magnesio, un mineral que mejora el tono muscular y el sistema nervioso.

Contiene vitaminas del grupo B, como la vitamina B1 (refuerza la actividad mental, la coordinación, la depresión y mejora estados de cansancio), la vitamina B9 o ácido fólico (previene la anemia y mejora el estado de la piel; es fundamental durante el embarazo), la vitamina B6 (mejora el sistema nervioso, inmunitario y hormonal) y la vitamina B2 (favorece la actividad oxigenadora intercelular y la regeneración de tejidos y mejora la salud visual).

Es una fuente natural de fósforo, un mineral imprescindible en la formación y desarrollo de huesos y dientes y durante la lactancia, y favorece un buen rendimiento intelectual y de la memoria.

También contiene ácidos grasos, hierro (un mineral que permite la renovación de las células sanguíneas y previene casos de fatiga y anemia) zinc, yodo y vitamina E.

Es importante destacar que el mijo alcaliniza el organismo, al contrario que otros cereales acidificantes, por lo que equilibra nuestro pH y nos ayuda a compensar los efectos acidificantes de una mala dieta.

Tratamiento a base de mijo para eliminar los cálculos renales

Este es uno de los remedios más populares debido a su gran eficacia contra la formación de los pequeños cristales de sales minerales arrojados en el riñón o el uréter. También te ayudará a limpiar la vejiga,  depurar todo el tracto urinario y curar infecciones.

Por la noche

Antes de dormir, lava muy bien 2 tazas de mijo crudo en agua tibia abundante y lo cuelas al terminar de lavar

Vierte el mijo en una jarra grande junto con 2 litros de agua hirviendo. Tapa el recipiente y agita muy bien (Cuidado al manejar el recipiente. Evita quemaduras)

Deja reposar durante la noche (no refrigerar)

En la mañana

Agita muy bien el frasco nuevamente

Cuela y el líquido obtenido es lo que se utilizará

Deberás tomarlo durante todo el día, la cantidad de veces que desees y en cualquier momento

Al llegar la hora de dormir, deberás haber consumido todo el líquido y debes preparar la toma del siguiente día

Repite este proceso de 10 a 15 días

Tratamiento con mijo

Después de transcurridos 5 días, empezarás a notar como se eliminan los cálculos renales a través de la orina. Los riñones se limpiarán de todas las mucosidades y cristales. A su vez, disminuirá la inflamación y las células renales podrán regenerarse y nutrirse nuevamente.

Contraindicaciones: Debe evitarse en caso de hipotiroidismo y en el embarazo y la lactancia. Al contener alcaloides pirrolizidínicos, se alerta de posibles complicaciones hepáticas en tratamientos prolongados. También se debe usar con prudencia en caso de insuficiencia renal y cardíaca.